Los géneros en pintura

Hablamos de géneros pictóricos cuando encontramos en la Historia de las Artes Visuales, ciertos temas recurrentes que, lejos de ser búsquedas azarosas, respondían a criterios concretos de valoración.

Así encontremos varios, de los cuales nos centraremos en: retrato y autorretratodesnudobodegón (o naturaleza muerta), vanitaspaisaje y pintura religiosamitológicaalegórica e histórica.


RETRATO: Se trata de un tipo de pintura donde se pretende representar la apariencia visual de un ser humano aunque también existen retratos de animales. Los retratistas trabajan por encargo, tanto de personas públicas como de particulares, o por la necesidad de comunicar algo específico en esa obra. Está relacionado con hacer que perdure la imagen de esa persona, que permanezca «viva» en el tiempo, a pesar de su desaparición física.


PAISAJE: Pintura donde se pretende representar escenas de la naturaleza: montañas, valles, árboles, ríos, bosques. Es de importancia el cielo, que a menudo otorga atmósferas y permite al artista crear climas, que acentúen algún aspecto sobre otro. Existen asimismo, paisajes naturales y urbanos. En cuanto a los modos de representación,  se suele hablar de pasajes oníricos (en relación a los sueños, usado por el surrealismo), naturalistas, expresionistas, etc.


BODEGÓN: también conocido como naturaleza muerta, es una obra de arte que representa animales, flores y otros objetos, que pueden ser naturales (frutas, comida, plantas, rocas o conchas) o hechos por el hombre (utensilios de cocina, de mesa o de casa, antigüedades, libros, joyas, monedas, pipas, etc.) en un espacio determinado.